Col·legi Oficial d'Infermeria de les Illes Balears

 > ACTUALIDAD
> Eventos COIBA
05/05/2017
05/05/2017

Las enfermeras tienen mucho que aportar en proyectos de cooperación internacional

Las enfermeras tienen mucho que aportar en proyectos de cooperación internacional
Enfermeras y enfermeros que han participado en diferentes proyectos animan a otros profesionales a implicarse, durante una sesión-debate celebrada en el COIBA. Defienden que "si hay ganas, no hay excusa" porque hay mucho que hacer y también es muy enriquecedor.

Las enfermeras tienen mucho que aportar en proyectos de cooperación internacional, sobre todo en el ámbito de la promoción de la salud, la prevención y la capacitación del personal local. En una sesión-debate sobre Enfermeras en Cooperación celebrada esta tarde en el Col·legi Oficial d’Infermeria de les Illes Balears, cuatro enfermeras y enfermeros que han participado en distintos proyectos han animado a otros profesionales a implicarse y a hacer cooperación internacional, ya que el trabajo es inmenso, pero merece la pena.

Cuando llegamos allí, nos encontramos una situación muy complicada, donde no estaban cubiertas ni las necesidades básicas, no había higiene, ni material, ni medicamentos”, ha explicado Pedro Milla, enfermero asistencial del Hospital Joan March y cooperante en Gambia con el proyecto “Cultivant Vida”. Señala que, en el país africano, “el trabajo de educación para la salud y prevención es esencial, y podríamos evitar muchos problemas que luego se complican y derivan en discapacidades u otras dolencias muy serias”.

En Gambia, igual que en otros países en desarrollo, los cooperantes se encuentran con situaciones de salud “que en España no serían graves”, explica Natalia Valles, enfermera cooperante. Pero la falta de higiene, de personal sanitario, de sistemas básicos de seguimiento y de medicamentos lo complica todo. Es muy importante formar y capacitar a personal local para que puedan seguir llevando adelante el trabajo de prevención y promoción de la salud cuando se acabe la visita, añade.

Las situaciones son difíciles, pero vuelves con mucho más de lo que te fuiste. La alegría con la que te vienen a buscar para que les atiendes, cómo te reciben, lo mucho que les puedes ayudar. Al regresar, eres otra persona”, ha dicho, por su parte, Kevin Chicón, un enfermero de Atención Primaria que acaba de regresar de colaborar en un proyecto de atención ginecológica a las mujeres en los campos de refugiados. “Si hay ganas, no hay excusas. Hay muchas cosas que se pueden hacer, también desde España”, añade.

Para ser cooperante hay que ser resolutivo, imaginativo, adaptativo”, apunta Belén Matesanz, enfermera, coordinadora de los proyectos autonómicos de Médicos el Mundo y antigua cooperante en la Franja de Gaza. Matesanz también ha reivindicado la necesidad de “hacer voluntariado aquí” como un proceso de preparación para luego poder ser cooperantes sobre el terreno en otros países. “No siempre hay que ir. Aquí también hay muchas cosas que hacer: apoyo logístico, defensa política, búsqueda de fondos… es mucho el trabajo que hay que hacer aquí”.

Las posibilidades de hacer cooperación internacional para las enfermeras son múltiples, ya que son profesionales sanitarios muy valorados. Desde el Coiba se puede dar asesoramiento a quienes estén interesados. “Te traes más de lo que llevas. Las condiciones allí son muy duras, pero merece la pena”, concluyó Valles, en esta sesión dentro del ciclo #DijousInfermers .

 

twitertwiter facebookfacebook

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ.

Más informaciónX Cerrar