Col·legi Oficial d'Infermeria de les Illes Balears

 > ACTUALIDAD
> Jueves Enfermeros
22/03/2018
22/03/2018

Serán necesarias "más y mejores enfermeras" para atender en el futuro próximo a millones de personas frágiles y en situaciones crónicas complejas

Serán necesarias "más y mejores enfermeras" para atender en el futuro próximo a millones de personas frágiles y en situaciones crónicas complejas
El sociólogo Juan Hernández Yáñez considera imprescindible reforzar los flujos de recursos humanos y económicos desde los hospitales hacia Atención Primaria y desde la medicina (curar) hacia la enfermería (cuidar). Enfermeras de Balears se suman a la campaña internacional "Nursing, now!" auspiciada por la Organización Mundial de la Salud, que reclama mayor protagonismo de las enfermeras en los sistemas sanitarios

El Col·legi Oficial d’Infermeria de les Illes Balears (Coiba) ha acogido esta tarde una sesión profesional titulada “¡Enfermeras, ya!”, en la que se han abordado los principales retos en salud de nuestra sociedad en un futuro inmediato y cuáles son las mejores estrategias para afrontarlos.

El sociólogo Juan Hernández Yáñez, especialista en temas sanitarios, ha defendido que la “transición demográfica” que está sufriendo España, en concreto, y el mundo occidental en general, ya está poniendo contra las cuerdas a los sistemas sanitarios en muchos países. “En los últimos 15 años, la población española creció un 14%, los mayores de 75 años un 50% y los mayores de 85 años, un 97%, según cifras del INE”, ha explicado. Estadísticamente, de los 23 años de esperanza de vida de una mujer española a los 65 años, solo pasará 9 libre de enfermedades crónicas, y de los otros 14 años, solo 7 sin dependencia total. Las cifras para los varones son 19 años de esperanza de vida a los 65, 8 de ellos sin y 11 con enfermedades crónicas, de los cuales 7 sin dependencia total.

Esta transición demográfica “ya ha dado paso a la existencia de cientos de miles de personas en situación de cronicidad compleja y fragilidad que son parte de nuestra sociedad y a quienes debemos atender”, ha explicado, por lo que, en la actualidad, aunque las personas mayores de 75 años representan solo el 9% de la población, suponen el 29% de los ingresos hospitalarios, causando -además, estancias más largas. Los hospitales no saben cómo hacer frente a esta “epidemia” de hospitalizaciones, de las cuales entre el 40 y el 50% serían evitables, según distintos estudios.

El experto ha señalado la “paradoja” ante la que nos encontramos, ya que los hospitales se llevan una buena parte de la financiación y recursos, cuando -en realidad- es esencial que la cronicidad se aborde desde la comunidad, con más atención primaria, más atención domiciliaria, y centros especializados en dar cuidados a los pacientes crónicos. “Tal como ya vieron hace años organizaciones y sistemas sanitarios más avanzados, la solución a estos problemas no pasa por más medicina, sino por más y mejor enfermería”, apuntó el sociólogo.

Señala, entre los indicadores más importantes que reforzar: reducir la presión hospitalaria a raíz de la cronicidad y fragilidad; fomentar una mayor atención y cuidados a las personas en su comunidad (Atención Primaria); prever unidades de hospitalización de enfermos crónicos (distintas a las de personas con problemas agudos); potenciar la hospitalización y la atención en el domicilio, con mayor presencia de profesionales, y que el cuidado no recaiga solo sobre cuidadores informales.

“Tendríamos que reforzar los flujos de recursos humanos y económicos desde el hospital de agudos, que actualmente es el protagonista del sistema, hacia Atención Primaria; y desde la medicina (centrada en curar la enfermedad) hacia la enfermería, que busca cuidar a la persona”, apunta.

Hernández Yáñez ha apuntado, no obstante, a otro problema adicional: la enfermería española es una de las más prestigiosas de Europa, y la enfermeras españolas están ampliamente demandadas en otros países, mientras que en España sufren una situación laboral precaria, mal remunerada y poco reconocida. A esto se suma la deficiente política de recursos humanos, el escaso desarrollo de las especialidades y la amplia variedad de competencias de las enfermeras que no pueden ejercer por falta de tiempo o por restricciones del entorno. “Muchas enfermeras reconocen que hay cuidados que no pueden realizar por falta de tiempo, la infradotación de las plantillas puede llegar a ser peligrosa, y el principal perjudicado es el paciente. El actual  -el agudo- y el futuro -el crónico-”, apunta.

Rosa María Hernández: “No nos asusten más con la insostenibilidad del sistema. Pasen a la acción, actualicen las leyes, permitan y exijan que las enfermeras desarrollen todo su potencial

Por otro lado, la presidenta del Coiba, Rosa María Hernández, señaló la necesidad de que los años ganados a la vida “no sean años de dependencia y discapacidad”. Ello depende, en gran parte, de que sepamos poner en valor el cuidado profesional que proporcionan las enfermeras.

Haciendo una similitud con los equipos informáticos obsoletos que van lentos porque tienen un sistema operativo antiguo, Hernández ha pedido a las autoridades que “no nos asusten más con la insostenibilidad del sistema. Pasen a la acción y actualicen la versión: Actualicen las leyes, permitan y exijan que las enfermeras desarrollen todo su potencial, todas las capacidades para las que han sido formadas”. La presidenta de las enfermeras de Balears ha apuntado que “no se trata de privilegiar a las enfermeras, sino de gobernar para la sociedad”.

twitertwiter facebookfacebook

INFERMERIABALEAR utiliza cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación en nuestro sitio web. La continuidad en la navegación por este sitio web implicará el consentimiento del usuario para su recogida y tratamiento conforme a lo anterior.

Más informaciónX Cerrar